domingo, 20 de mayo de 2018

Comentario a las lecturas del Domingo de Pentecostes. 20 de mayo 2018.

Llamados a la intimidad con el Señor.: Comentario a las lecturas del Domingo de Pentecost...:
La fiesta de Pentecostés es una manifestación del misterio de la Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Hoy celebramos a JC resucitado, haciendo memoria "de la pasión salvadora" de Jesús, y de su "admirable resurrección y ascensión al cielo", como se dice en la Plegaria eucarística. Y esto lo podemos hacer por obra del Espíritu Santo, que es el Espíritu del Padre y del Hijo. Desde la tarde de la Resurrección a la mañana de Pentecostés, el efecto de la
resurrección de Jesús es permanente: dar, comunicar su Espíritu.
Por eso podemos decir que siempre es Pascua de Resurrección y siempre es Pentecostés. Con el "don" del Espíritu de Jesucristo resucitado podemos decir que Dios es definitivamente el "Emmanuel", el Dios-con-nosotros. Y donde está el Espíritu, está también el Padre y el Hijo.
"Estaban los discípulos en casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos". Es una descripción muy clara de una comunidad que no ha experimentado el Espíritu de Jesucristo resucitado.

sábado, 5 de mayo de 2018

Comentario a las Lecturas del VI Domingo de Pascua. 6 de mayo 2018.

Llamados a la intimidad con el Señor.: Comentario a las Lecturas del VI Domingo de Pascua...:

 Hay amores eventuales. Amores que pasan. Amores que fracasan. Porque,
cuando no son agradecidos, se cansan. El amor que predica Jesús, y que
nosotros sostenemos con el paso del tiempo, es un amor que nunca se
aburre. O por lo menos, cuando surgen tropiezos, se plantea de nuevo el
levantarse para entregarse de nuevo aún a riesgo de perder de nuevo. Me
gusta mucho la distinción entre solidaridad y caridad: la solidaridad
sale al paso en un momento determinado. La caridad cristiana, por el
contrario, siempre y sin límites.

-El amor, cuando es excluyente, ansioso, ya no es amor. Produce asfixia,
agotamiento y, a la larga, fracaso. Nuestro corazón, cuando está puesto
en Dios, espontáneamente se ofrece a los demás. Cuando ponemos el amor
humano, por encima del amor divino, corremos el riesgo de sufrir un
serio revés. Dios lo primero y, desde Dios, a continuación, lo demás.

-El amor cristiano, que es distintivo de los seguidores de Jesús, nos
hace ver a las personas como hermanos. O dándole la vuelta a la frase,
porque nos vemos como hermanos, somos capaces de entregarnos los unos a
los otros.



Impresiona hoy la Carta de San Juan. ¡Qué cerca tuvo que sentir el amor
de Dios para decirnos “amaos”! Las gafas que, los cristianos tendríamos
que comprar en la óptica, es precisamente la de ver al prójimo con
amor, de juzgarlo con amor, de quererlo con amor y de ayudarle a
levantar con amor. Sólo así, al Dios del cielo, lo podremos intuir
verdaderamente en la tierra.

--¿Queréis saber la calidad de vida cristiana de aquel hermano? Pregúntale cuánto ama; si ama a todos; si ama a todas horas.

¿Queréis saber el grado de amistad de Dios de aquel cristiano?
Preguntadle cómo anda con los que le rodean; en el trabajo; en el
instituto; en las relaciones personales.

Jesús se va al cielo, pero, detrás de sí, nos deja a nosotros. Para que
sigamos profundizando en todo lo que ha dicho y ha realizado. Para que,
en el amor, entremos en comunión con El y con el resto de los hermanos.

domingo, 22 de abril de 2018

Comentario a las Lecturas del IV Domingo de Pascua. 22 de abril 2018.

 Haz clik en el siguiente enlace:

Llamados a la intimidad con el Señor.: Comentario a las Lecturas del IV Domingo de Pascua...:

En este domingo la fortaleza en nuestra vida cristiana ya viene explicitada desde la primera lectura. "Jesús es la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular; ningún otro puede salvar y, bajo el cielo. no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos". Esta enseñanza de San Pedro debe servirnos también hoy a nosotros: nosotros, los cristianos, actuamos en nombre de Cristo, y queremos que a través de nuestras obras los no cristianos vean y conozcan a Cristo. No buscamos con nuestras buenas obras una gloria propia, sino la mayor gloria de Dios, manifestada en Cristo Jesús. Nuestra caridad y nuestra generosidad deben manifestar la generosidad de Dios; sólo en este sentido nuestra caridad será auténtica evangelización cristiana. Una caridad y una generosidad que busca la gloria del que la hace no es evangelización cristiana, sino sólo aquella que va dirigida a manifestar la generosidad de Dios; solo esta es evangelización cristiana.
Hoy se llama la atención  respecto a Cristo, el Buen Pastor, El es el centro vital que debe polarizar las vivencias de todas las personas integradas en su Iglesia. Signos visibles de Cristo, son nuestros pastores, puestos por Dios para regir nuestras almas en su Iglesia hasta que vuelva.
La Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones que hoy celebramos nos invita a una constante acción de gracias a Dios que se ha de traducir en una vida consecuente: la que brota de la fe nutrida por la esperanza. A la espera de un nuevo Pentecostés vocacional, hemos de proseguir trabajando y sembrando como si todo dependiese de nosotros, sabiendo que todo está en manos del Señor Resucitado, Buen Pastor.
Por amor al Evangelio, dejándonos guiar por la Palabra viva que penetra hasta el lugar donde nacen las intenciones y se mueve el deseo, dejémonos penetrar por la mirada de Cristo y prestemos gozosa atención a su comunicación.
 

viernes, 23 de marzo de 2018

Llamados a la intimidad con el Señor.: Lecturas del Domingo de Ramos 25 de marzo de 2018

 Haz clik en el siguiente enlace-

Llamados a la intimidad con el Señor.: Lecturas del Domingo de Ramos 25 de marzo de 2018



La primera lectura sacada del Libro de Isaías, nos muestra al Señor, siempre cerca del que sufre. Para él tiene una palabra de aliento, una mano tendida, una ayuda crucial. Es un relato crucial del Antiguo Testamento para mejor entender la Pasión de Cristo. Es el tercer cántico del Siervo del Señor.
El Salmo 21 se le considera, como en el caso de la profecía del Siervo de Yahvé, una anticipación profética de lo que iba a ser el sufrimiento de Jesús de Nazaret para salvarnos a todos. Jesús, en la cruz, reza estos versos al Padre en un momento tan significado e importante para la redención del género humano.
Resultado de imagen de domingo de ramosLa segunda lecturan es un fragmento de la Carta a los Filipenses. San Pablo nos reclama para realizar estas acciones desde la más profunda humildad. Y como ejemplo: Cristo. Él lo hizo todo sin hacer alarde de su categoría de Dios.
Como evangelio La Pasión. Cualquier palabra sobraría para llegar a comprender que fue el mayor acto de amor que pueda conocer la historia. Tras la alegría de la entrada en Jerusalén que hemos celebrado con la Procesión de los Ramos, la liturgia de este día lee completa la Pasión de Nuestro Señor que en el presente ciclo --el B-- corresponde a San Marcos. El relato de Marcos es completo y escueto, rico en matices. Es ya difícil saber por qué Jesús tiene que morir. Y, sobre todo, admitir que ha de morir y en la Cruz.