domingo, 5 de marzo de 2017

Comentario a las lecturas del I Domingo de Cuaresma. 5 de marzo 2017

 Haz clik en el siguiente enlace:
Llamados a la intimidad con el Señor.: Comentario a las lecturas del I Domingo de Cuaresma. 5 de marzo 2017...

 La cuaresma es  tiempo es propicio para atender a  tres llamadas de la Palabra: ayunar, compartir los bienes y orar, que responden al mandamiento de amar a Dios con todo el corazón, con toda la mente y con todas las fuerzas. Y ante las tentaciones del afán de poder, de los deseos de tener y de placer, se nos recomiendan los antídotos de orar, dar limosna, y ayunar.
La oración es la fuente de toda la vida espiritual cristiana. Caben diversos ejercicios espirituales que ayuden a disponerse para orar, pero que pueden quedarse en la puerta del encuentro teologal y trascendente que caracteriza la oración, si no se da el paso de la relación.
 

Comentario a las lecturas del Miércoles de Ceniza. 1 de marzo 2017.

 Haz clik en el siguiente enlace:

Llamados a la intimidad con el Señor.: Comentario a las lecturas del Miércoles de Ceniza. 7 de marzo 2017..:



Hoy el Señor nos regala iniciar un tiempo fuerte —como nos dice la Iglesia—, que es el tiempo de Cuaresma. Un tiempo en que tú y yo tenemos que reflexionar mucho sobre nuestra fe, tenemos que prepararnos para la Pascua, para ese gran acontecimiento pascual, y tenemos que reflexionar sobre nuestra vida: cómo la llevamos, personalmente y comunitariamente. Y este tiempo, que es tiempo de reflexión, la Iglesia nos pone como tres pilares que nos desarrolla Jesús en su
Evangelio. Y nos lo dice en el Evangelio de Mateo 6,1-6.16-18.
Reconciliación es palabra clave en la liturgia del miércoles de ceniza.
Reconciliación significa cambio "desde otro", por ello, implica la conversión a Dios y desde Dios, a la que llama el profeta Joel en la primera lectura: "Volved al Señor, vuestro Dios". Jesús en el evangelio interioriza las prácticas religiosas y penitenciales del judaísmo: la limosna ha de ser oculta; el ayuno, gozoso; y la oración, humilde. "Y el Padre que ve en lo escondido, te recompensará".


domingo, 19 de febrero de 2017

Comentario a las lecturas del VII Domingo del Tiempo ordinario. 19 de febrero 2017

Llamados a la intimidad con el Señor.: Comentario a las lecturas del VII Domingo del Tiem...:  Haz clik en el siguiente enlace: Caminar desde Cristo.: Comentario a las lecturas del VII Domingo del Tiempo ordinario. 19 de febrero 201...

 El Señor santo
de la Alianza exige la santificación de su pueblo, y esto no se obtiene con la
construcción de un santuario y la práctica de un culto (Ex.25-31;35-40), sino
con el cumplimiento de los preceptos morales de este Dios santo, como nos lo
dice el cap. 19. La santidad implica separación, pero no de un lugar o de un
espacio -tan frecuentemente aconsejada por la Iglesia-, sino por la calidad de
nuestras obras, como decía Orígenes.

Lecturas del VII Domingo del tiempo ordinario. 19 de febrero 2017

 Lecturas del VII Domingo del tiempo ordinario. 19 de febrero 2017...:









La primera lectura  del
Libro del Levítico, nos muestra que ya Dios, nuestro Padre, encarga a su siervo
Moisés que enseñe a cada miembro del pueblo elegido que tiene que amar al
prójimo como a sí mismo. En realidad la enseñanza de Dios ha sido siempre la
misma. Pero el pueblo judío olvidó la enseñanza divina y tuvo que venir Jesús a
dar plenitud al mensaje del Padre de todos.
El salmo 102 esta atribuido a David y tiene un mensaje casi
idéntico al conocido salmo 50, al “Miserere”. Es, un himno de alabanza que
recorre toda la historia de Israel señalando que todos los bienes proceden del
Señor. Para nosotros mismos, hoy, debe ser una oración de agradecimiento por
todo lo que somos y recibimos.
En la segunda lectura (  primera Carta a los Corintios) San Pablo  , marca la esencia predicadora y evangelizadora del cristiano. Y que no es otra cosa que la unidad de Dios Padre
con Jesús y, al mismo tiempo, nuestra unidad total con la Trinidad Santa
mediante el Espíritu. Es un párrafo muy importante que deberíamos leer varias
veces y hacerle sitio en nuestros corazones.
San Mateo
sigue narrándonos las enseñanzas de Jesús de Nazaret en el Sermón de la
Montaña. Hoy expresa el máximo del amor, la plenitud del amor cristiano que
rompe hasta lo razonable: nos pide que amemos a nuestros enemigos. Pero sucede
que para Jesús no puede haber amores a medias, amores de conveniencia. El amor
ha de romperlo todo y construirlo de nuevo si hubiera desaparecido.